Blogia
sísifo

martes 13

martes 13 "El corazón del hombre necesita creer algo y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer."

Mariano J. de Larra

Martes y 13... ¡cuánto mito contiene esa fecha...!

Es curiosa la facilidad que tenemos los humanos en desprendernos de la responsabilidad de nuestro futuro o nuestro pasado siempre que podemos: Si nos pasa algo realmente bueno o realmente malo, decidimos que es a causa de la Suerte.

Si pensamos en algo muy bueno que nos pase, seguramente no nos creemos capaces de generarlo nosotros solos. Debe ser que tenemos una tendencia pesimista que nos hace creer que las cosas buenas de la vida no nos las hemos ganado y que, por tanto, deben ser cosa de la Buena Suerte.

Por otro lado, si nos pasa algo realmente malo, estamos seguros (esta vez sin duda alguna) de que no somos merecedores de tal pesar, y, por tanto, debemos encontrar algún culpable que esté fuera de nosotros... y ¿quién mejor que la Mala Suerte?

Seamos más o menos creyentes, la cuestión es que siempre está ese personaje ficticio, responsable de nuestras alegrías y nuestras penas, para echarle la culpa. Seguramente porque nos sabemos finitos, limitados, y necesitamos de algún modo creer que no todo depende de nuestra triste finitud: es mucho más interesante creer que hay infinidad de cosas que no dependen de nosotros.

Mi teoría (quizá por optimismo vital) es que primero fue la Buena. Uno confiaba en que el futuro le deparase grandes cosas, y se confiaba a la Buena Suerte para que se las trajera. Así tenía ilusión para que todas esas grandes esperanzas se cumplieran, cual fuera su situación personal o la predisposición que tuviera para conseguir que ese futuro fuera positivo a costa de su esfuerzo personal.

Pero, si en alguna ocasión no se cumplió, y su futuro fue más negro de lo esperado, lo lógico era irse al polo opuesto, buscar allí un responsable de sus desdichas... ¡y allí estaba ella, la Mala Suerte!!

Y por supuesto, contando con lo fetichistas que somos todos (unos más que otros, pero en el fondo todos en alguna medida), necesitábamos que eso se encarnara en alguna situación, cosa o fecha... y así aparecieron los gatos negros, las temidas escaleras, los números malditos (13) o los benditos (7)...

Bueno, pues si es así, y hay alguna cosa divina que cifre lo que será de nosotros... si no es una vana esperanza de nuestro corazón para creer en algo... que sea verdad y que, descontado este día y algún otro que podamos encontrarnos en el año (viernes 13, etc), a ver si se cumple y este año, acabado en el mágico 7, nos trae suerte a todos.. ¡¡pero de la buena!!

P. D. Esto lo escribí el Martes 13... pero Blogia no funcionaba (tuvo un problema con el servidor) y hasta ahora no lo he podido colgar. Debe haber sido cosa.... de suerte (mala)....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

sis -

1. Puede que tengas razón. Debo abreviarme... haré lo posible.
2. Mala suerte. Con la caída del servidor de Blogia se fue tu comentario (yo no censuraría nunca!!, ni siquiera en defensa propia!!).
3. Como son acuáticos, sus ojos también... viven en sus lágrimas.
4... o 2+2

Sparrow -

O quizás sumé mal 2 + 2?

Sparrow -

Por cierto, en tu anterior post dejé un comentario que no está. Censura? Mala suerte? A los peces les entra agua en los ojos?

Sparrow -

Bueno, has tenido la mala suerte de que he leído el texto, y la buena de que opine sobre él. ¿O quizás sea al revés? Todo es tan relativo... En fin, totalmente de acuerdo, sólo que quería decirte que Internet es un mundillo de pocos segundos, y cuando veo textos largos, no sé, como que me echo atrás y paso a otra cosa, así que ahí va mi recomendación. Si puedes abreviar, te vendré a leer más a menudo. Ya te dije: mala suerte...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres