Blogia
sísifo

Entre Nietzsche y Dios, me quedo con Nietzsche

Ayer vinieron un par de mormones a predicar a mi casa.

Cuando estaba en Badalona nunca abría la puerta, porque nunca venía nadie a verme... estaba demasiado lejos. Pero ahora, en Mataró, con la familia cerca, siempre pienso que pueden ser visitas.

Así que abrí confiada y me encontré con dos chicos encorbatados.

No recuerdo cómo empezó la conversación. Sí recuerdo que les dije que yo no creía en Dios. Así que uno, el "portavoz", me dijo que él al principio tampoco, pero que El libro del Mormón y la Biblia le habían ayudado a encontrar la fe.

Así que yo les dije que yo no quería encontrarla. Simplemente, no creo. Pero parece que tenía un día especialmente comunicativo, de modo que decidí explicarles los antecedentes. Les conté que mis padres son creyentes, y que ellos encuentran sus respuestas en Dios y en la Biblia, y que yo había ido muchos años a catequesis, pero que mis preguntas no se resolvían con Dios.

Y lo curioso de todo esto fue su respuesta, en forma de pregunta. Me preguntó si había sufrido algún acontecimiento traumático, algún suceso que me hubiera hecho perder la fe...

Me resultó chocante. ¡Me dio la sensación de que me estaba preguntando si me había dado un golpe en la cabeza!

Así que, viendo que a lo único que me iba a conducir la charla era a más charla, les acabé diciendo: "Sabes qué pasa, que entre Nietzsche y Dios, me quedo con Nietzsche."

Eso fue fulminante y definitivo. Se fueron sin apenas mediar dos palabras más.

Me hicieron recordar que, hace unos años, un conocido me decía que yo era poco menos que una minusválida moral porque Dios no me había tocado con su gracia para que tuviera fe... Y desde entonces me dan mucha rabia los que quieren convencerme de que debo creer... Cierto es que este tipo de gente (los que van casa por casa) son un extremo. Me recuerdan a los vendedores de una empresa de servicios.

Yo no hago ningún esfuerzo por convencer a nadie de que debería ser existencialista. Es mi camino, y dejo que cada uno escoja el suyo. ¿Por qué el de la fe es siempre tan exclusivista?

¡Suerte que tengo otros amigos que creen en Dios y que me dejan creer en lo que a mí me dé la gana!! ¡De otro modo empezaría a pensar que ese Dios es un tipo un poco impresentable por tener ese tipo de representantes y comerciales!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

José Luis -

Pues estos aún... si no quieres, no te hacen daño. Pero, ¿y los que intentan convencernos de que el camino es el liberalismo (económico)? Realmente creen que la sociedad se autorregularía sin servicios públicos. Y cada vez tienen más profetas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres