Blogia
sísifo

fotógrafa nonata

fotógrafa nonata

Venía caminando, lentamente... e iba pensando en las instantáneas que da una ciudad. Siempre he pensado que sería buena cosa ir con una cámara y captar esos momentos que serían únicos por irrepetibles.

Pero después me doy cuenta de que, en mi caso, no es más que un sueño. Hoy he comprendido por qué:

Nunca me han gustado las fotos: que me hagan fotos. Después lamento no aparecer en ningún recuerdo de nadie, pero quedarme ahí, quieta, observada por el objetivo, esperando a que ese aparato tome el aliento vital que le damos... no sé... no soy capaz.

Pero tampoco sé ser fotógrafa: me voy de viaje y siempre vuelvo con la cámara medio vacía y, bajo el brazo, un libro del lugar visitado, donde se pueda recoger todo aquello que he visitado (¡e incluso lo que no!) con tal de no detenerme yo a hacerlas...

Hoy (nunca es tarde si la dicha es buena) me he dado cuenta de que la posición del que toma la foto también es difícil: debe estar ahí, fuera del tiempo y el espacio, observado por todo el mundo mientras capta ese halo de realidad que le es ofrecido. Para detener el mundo, primero tiene que detenerse él. Para observar es necesario prestarse a ser observado.

Y yo... bueno, me gusta llamar la atención, pero nunca, nunca, ser el centro... puede ser un problema de timidez. Lo que es seguro es que me convierte en una fotógrafa nonata...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

sis -

Parece que he dado con un tema en el que coincidimos todos! ;-)
¿Por qué nadie se verá bien en las fotos? Si también les pasa a las modelos, ¡menuda ruina de vida!!
¡Besos a todos!

Alquimista78 -

Estimada gente hoy por hoy tambien soy una persona media esquiva a las fotos, esto no es un hecho fortuito. De chico fui acosado fotográficamente por mi madre, una fanática de la fotografía. De vacaciones miles de fotos, en los cumpleaños miles de fotos, en los actos escolares miles de fotos, hasta haciendo mis necesidades fotos. Todos ejemplos de las humillaciones que tuve que sufrir (jajaja).
Me pasa lo mismo cuando yo tengo que cargar con la cámara en mis vacaciones vengo con un par todas de paisajes.
Bueno me despido, sin antes felicitarte por el blog muy bueno.
SALUDOS

Maika -

Bueno, yo odio que me saquen fotos, porque siempre salgo mal.
Ahora me estoy acostumbrando, porque últimamente vivo rodeada de cámaras, y porque me encanta hacer fotos.
Me falla el salir bien en las fotos. Tendré que practicar más, es decir, dejarme hacer más fotos.
Besos, guapa

carlota -

A mí también me pasa. Me es muy difícil quedarme parada delante de la cámara y sonreir "naturalmente" como si no estuviera siendo fotografiada pero, a la vez, mirando fijamente al objetivo. Siempre me ha parecido que fuese como fuese, mirase como mirase, siempre quedaría plasmada en una foto la imagen menos favorecida de mí.
Luego, cuando pasan los años, me lamento de no tener más fotos. Cuando recuerdo un momento concreto, en un cumpleaños o una boda,pienso " ¿Por qué no me dejé fotografiar?""Ahora tendría un buen recuerdo de ello".
Soy así de tímida. Cuando voy de viaje y hago fotos, si me atrevo a quedarme así, parada en el tiempo, siempre hago fotos como si fueran postales. Nunca salgo en ellas. Y luego viene el arrepentimiento de no haber salido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres